mayo 11, 2006

Teatro medieval

TEATRO MEDIEVAL
La edad Media es un periodo muy extenso, desde el siglo V hasta el XV. Los eventos históricos que marcan el comienzo y término de tan largo período son: la caída del imperio romano de Occidente en el año 476 y la toma de Bizancio por los turcos en el año 1453. Con el advenimiento de la época medieval, podemos afirmar que surge el nacimiento de Europa; y con ello el establecimiento de diferentes naciones, lenguas, sistemas políticos y sociales. En definitiva, surge una nueva cultura que se diferencia de la cultura greco-romana del mundo antiguo y que busca su propia identidad.
La estructuración social medieval contempla 3 elementos: sacerdotes (clero), caballeros (nobles) y campesinos (siervos). El clero manejaba la cultura y la nobleza, las armas y la tierra. El régimen político, social y económico dominante fue el feudalismo.
Durante el feudalismo la tierra era la única fuente de poder y su producto era para el noble, el campesino recibía una parte mínima de la cosecha, estos campesinos con el tiempo llegaron a perder hasta su libertad personal, quedando vinculados de por vida al feudo en el que habían nacido.
Orígenes
Con el triunfo del cristianismo el teatro europeo surge vinculado al culto religioso. Toda la zona del imperio romano adopta esta religión. La misa, celebración litúrgica central en la religión cristiana, es en sí misma un drama, una representación de la muerte y resurrección de Cristo. Los clérigos se dan cuenta, en su afán didáctico que a través del teatro pueden explicar los misterios de la fe a los fieles mayoritariamente incultos y analfabetos, y crean los primeros diálogos teatrales: los tropos, con los que escenificaban algunos episodios relevantes de la Biblia. En cuanto al lenguaje será un teatro caracterizado, en una primera etapa, por el latín, dado su carácter religioso. Sin embargo, al ir perdiendo su carácter religioso y salir el teatro de las iglesias a la calle, empezará a representarse en latín vulgar, terminado por representarse en la lengua romance del país en cuestión. La única excepción será Alemania que permanecerá realizando teatro en latín hasta el siglo XVIII.
En el resto se alternaran párrafos en latín y lengua romance.
Estas representaciones, que tenían lugar dentro de las iglesias, en el coro o parte central de la nave, se fueron haciendo más largas y espectaculares dando lugar a un tipo de teatro religioso que fue el teatro medieval por excelencia. Poco a poco se fueron añadiendo elementos profanos y cómicos a este tipo de representaciones y se permite que los laicos actúen en vez de los religiosos y, por razones de decoro, las obras terminan por abandonar las iglesias y comenzaron a representarse en lugares públicos: en los pórticos y atrios de las iglesias, plazas, calles y cementerios.
Teatro profano
Existen tres teorías sobre la génesis del teatro profano medieval:
1. Por imitación de las comedias latinas.
Debido en gran medida a las traducciones de los clérigos de las obras griegas y romanas
2. Por evolución de los juglares y los mimos
La figura del mimo y juglar se desarrolla de forma especial durante el medievo. El juglar, que era un hombre espectáculo que recitaba, cantaba y baila, terminan al unirse con otros juglares representando e improvisando pequeñas piezas
3. Como desahogo de los temas religiosos.
Esta se considera la causa más probable, ya que era inevitable que ciertas representaciones causaran risa a un publico muy predispuesto para ello, así en las que se escenificaban voces de animales o celebraban alguna festividad, terminaban rompiendo la solemnidad del acto religioso.
Subgéneros:
El teatro profano comienza su desarrollo con pequeñas piezas con un gran carácter lúdico y crítico frente a la iglesia y al estado.
1. Sermon jocoso:
se desarrolla en Francia y parodia los sermones y la lengua sagrada. Como ejemplo tenemos el sermón de la santa morcilla.
2. Sotia:
es un subgénero satírico político. El que soltaba el discurso iba vestido con una túnica amarilla y verde que les daba a los deficientes mentales y a los locos, y llevaba un capirote y portaba el centro de la locura, por ello no importaba la critica política que se hiciera y el poder político lo consentía a pesar de resultarle incomodo puesto que eran palabras pronunciadas por un loco.
3. Obras laicas de carácter moral:
Tiene como central la muerte, en el un personaje vestido como ella habla a los demás personajes. La muerte y su representación es uno de los temas más recurrentes de la Edad Media
4. La evolución de estos tres subgéneros anteriores origina en España el paso y el entremés y en Francia la farsa. En todas ellas se desarrolan personajes prototipos, con un marcado carácter irónico: son el viejo celoso, el marido burlado, la criada ingenua...y representa de forma caricaturesca a una parte de la sociedad de la época.
En los intermedios de las obras de carácter religioso se representaba el paso, el entremés o la farsa.
Teatro religioso
Los clérigos de la época vieron una forma muy buena en el teatro de instruir al pueblo sobre la religión. Concretamente en dos de los misterios esenciales de la religión cristiana la Resurrección de Cristo y la Encarnación. El inicio se debe buscar en el Domingo de Resurrección; durante toda la semana santa los clérigos mediante símbolos, como la colocación de paños en los altares había ido realizando las fases del calvario de Cristo. El domingo de Resurrección, un clérigo representaba al ángel y otros tres a las Marías que van al sepulcro, el ángel les informa que Cristo ha resucitado y que ya no deben buscarlo. Todos ellos entonan el Aleluya. Esta pequeña pieza denominada tropo va incrementándose en duración por los propios clérigos que son los encargos de desarrollarlas. Los textos se hacen cada vez más extensos, incluyendo gran variedad de diálogos y empiezan a incluir elementos profanos. Se permite entonces que algunos laicos participen en las obras y surge así un genero nuevo denominado Milagros que se basa en la vida de los Santos. En muchos casos perdían su carácter religioso si exceptuamos el final, en el que la Virgen o algún Santo obraban un milagro y solucionaban el problema planteado en la obra.. En Inglaterra reciben el nombre de miracle-play y uno de los más importantes es el Milagro de San Nicolás. Aquí se va a desarrollar una variante denominada laudes umbrianas, en las que el dramatismo llegaba hasta el punto de que los participantes se flagelaban en publico para desagraviar a Dios y a la Virgen, En Francia se va un paso más allá y las obras se extienden considerablemente denominándose Misterios y siendo exclusivamente de contenido religioso pero solo en principio por que también los temas profanos se camuflaran en ellas. Quizá uno de los mayores misterios sea el misterio de la Pasión de Arnoul Geban y de Jean Michel, que cuenta con mas de doscientos personajes y 35000 versos. Después de Francia, Inglaterra y Alemania se sumaran a este desarrollo. Teatro religioso Los clérigos de la época vieron una forma muy buena en el teatro de instruir al pueblo sobre la religión. Concretamente en dos de los misterios esenciales de la religión cristiana la Resurrección de Cristo y la Encarnación. El inicio se debe buscar en el Domingo de Resurrección; durante toda la semana santa los clérigos mediante símbolos, como la colocación de paños en los altares había ido realizando las fases del calvario de Cristo. El domingo de Resurrección, un clérigo representaba al ángel y otros tres a las Marías que van al sepulcro, el ángel les informa que Cristo ha resucitado y que ya no deben buscarlo. Todos ellos entonan el Aleluya. Esta pequeña pieza denominada tropo va incrementándose en duración por los propios clérigos que son los encargos de desarrollarlas. Los textos se hacen cada vez más extensos, incluyendo gran variedad de diálogos y empiezan a incluir elementos profanos. Se permite entonces que algunos laicos participen en las obras y surge así un genero nuevo denominado Milagros que se basa en la vida de los Santos. En muchos casos perdían su carácter religioso si exceptuamos el final, en el que la Virgen o algún Santo obraban un milagro y solucionaban el problema planteado en la obra.. En Inglaterra reciben el nombre de miracle-play y uno de los más importantes es el Milagro de San Nicolás. Aquí se va a desarrollar una variante denominada laudes umbrianas, en las que el dramatismo llegaba hasta el punto de que los participantes se flagelaban en publico para desagraviar a Dios y a la Virgen, En Francia se va un paso más allá y las obras se extienden considerablemente denominándose Misterios y siendo exclusivamente de contenido religioso pero solo en principio por que también los temas profanos se camuflaran en ellas. Quizá uno de los mayores misterios sea el misterio de la Pasión de Arnoul Geban y de Jean Michel, que cuenta con mas de doscientos personajes y 35000 versos. Después de Francia, Inglaterra y Alemania se sumaran a este desarrollo.

1 Comments:

Blogger Electron said...

Interesting Blog :)

2:22 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home